Tratamiento con Factores de crecimiento

Aumenta la calidad de tu piel con el Plasma Rico en Plaquetas

Tratamiento con PRP

Probablemente hayas oído hablar de los tratamientos faciales de factores de crecimiento con plasma rico en plaquetas, también conocidos como tratamientos faciales con PRP. El proceso básico comienza con la extracción de sangre completa y la utilización de una centrifugadora para separar los glóbulos rojos. El plasma rico en plaquetas restante es lo que se utiliza en el proceso facial.

En pocas palabras, un facial PRP utiliza las plaquetas y el plasma de tu propia sangre para mejorar la salud de tu piel. Los productos químicos naturales de tu propio PRP se colocan sobre la zona escogida y luego se insertan mediante microagujas en la piel durante un procedimiento corto. 

Una vez que hemos inyectado el plasma en la piel, se activan las plaquetas y se liberan los factores de crecimiento estimulan el colágeno y todas las funciones metabólicas de la piel, dando lugar a un aspecto más joven y luminoso.

Algunas personas optan por someterse a un solo tratamiento con PRP, mientras que otras se someten a una serie regular de procedimientos. Cuanto más a menudo se realice un tratamiento facial con PRP, más durarán los resultados de cada uno de ellos.

Con todas esta información y otros factores importantes a tener en cuenta, reserva tu cita con la doctora Marisa Manzano, donde te enseñaremos y mostraremos todo lo que el tratamiento de plasma rico en plaquetas puede hacer por ti.

¿Para qué sirve el tratamiento con plasma rico en plaquetas?

Con el tratamiento de plasma rico en plaquetas, se consigue un efecto de rejuvenecimiento inmediato y a largo plazo causado por diferentes factores. No solo ayuda al cuerpo a crear nueva elastina y colágeno, sino que prácticamente puede acabar con las arrugas, las cicatrices del acné, las líneas, las estrías y otros tipos de cicatrices

Además, un tratamiento facial con PRP puede proporcionar efectos pronunciados con una mejor textura y tono de la piel.

Las principales ventajas de los tratamientos faciales con PRP incluyen:

para quién está indicado el tratamiento

Aunque el tratamiento con plasma rico en plaquetas es seguro para la mayoría de las personas. Sin embargo, existen algunas condiciones que pueden impedir que accedas al tratamiento de factores de crecimiento. En concreto, esta intervención no se recomienda para quienes tengan una de las siguientes condiciones médicas:

Estas afecciones afectan a las plaquetas, por lo que son incapaces de ofrecer el resultado esperado.

preguntas frecuentes sobre el tratamiento con PRP

El precio del tratamiento de plasma rico en plaquetas dependerá de la cantidad de sesiones y necesidades que requiera cada paciente. Contacta con la doctora Marisa Manzano para recibir un presupuesto detallado y personalizado basado en tus necesidades.

Dependiendo del número de zonas que desees tratar, se te extraerá un volumen de sangre diferente. Generalmente este suele ser de entre 10 y 30 ml.  

Una vez extraída, la sangre se coloca en una centrifugadora durante unos 8 a 10 minutos. En esta centrifugadora se separan las plaquetas que se usarán para el tratamiento del resto de componentes de la sangre.

Una vez que las células se han separado, se extraen las plaquetas ricas y se inyectan en la zona del cuerpo donde se desea aplicar el rejuvenecimiento.

La mayoría de las personas experimentarán una hinchazón leve o moderada en la zona de tratamiento, enrojecimiento o calor, que son efectos secundarios comunes y forman parte de la activación de las plaquetas. Como hay que administrar un cierto volumen de líquido, la hinchazón es inevitable. También pueden aparecer hematomas que pueden tardar varios días en desaparecer.

La fase de recuperación del tratamiento con PRP es mínima y se puede volver a la rutina con algunos cuidados.

  • Tienes que abstenerte de aplicar cualquier producto para la piel en la zona tratada y alrededor de ella, ya que habrá cierta irritación y enrojecimiento durante algún tiempo.
  • Utiliza una crema hidratante recomendada y limpia la zona una vez al día. Después de unos días, puedes aplicar una base de maquillaje mínima para minimizar el enrojecimiento si éste persiste. Debes asegurarte de utilizar sólo los productos recomendados para evitar cualquier efecto secundario en la zona tratada.
  • No apliques ningún producto con base de alcohol durante unos días.
  • Cubre la zona tratada de los rayos del sol.

No realices actividades extenuantes como jugar, correr o entrenamientos intensos que induzcan a sudar mucho y a pasar calor, hasta que se complete la fase de recuperación. La sudoración originará más irritación y también provocará hematomas y/o hinchazón en la zona tratada.

El procedimiento en sí es seguro. Es posible que después del mismo sientas un poco de dolor, hematomas e hinchazón. Estos síntomas tienden a desaparecer en unos pocos días. 

Los mayores riesgos provienen de la forma en que se maneja la sangre. Es esencial que la sangre extraída del cuerpo se mantenga estéril. De lo contrario, podría contraer una infección. Por eso es tan importante que realices este procedimiento de la mano de un profesional con experiencia como la Dra. Marisa Manzano.

Los rellenos faciales se utilizan para reducir las arrugas, rellenar la pérdida de volumen y desarrollar nuevo colágeno. Estos tratamientos son fuertes y se aconsejan para las personas que necesitan ver resultados inmediatos

El PRP tiene ventaja sobre los rellenos a la hora de desarrollar efectos positivos en la curación y regeneración, ya que utiliza un material bioactivo que tiene un gran impacto en el metabolismo y los factores de crecimiento de la piel.

Por otro lado, los efectos de la PRP y de los rellenos faciales se potencian mutuamente, por lo que es habitual combinar ambos tratamientos.

Los resultados tardan en aparecer, especialmente después del primer tratamiento facial. Pero la mayoría de las personas notan un estiramiento generalizado de la piel en unos pocos días, un brillo y plenitud en todo el rostro, y simplemente un aspecto más saludable.

Los resultados pueden durar varios meses. Por ello, muchas personas optan por someterse a tratamientos faciales con PRP un par de veces al año para mantener los resultados con fines antienvejecimiento. Inicialmente, es mejor tener alrededor de 4 a 6 tratamientos en intervalos de dos semanas para hacer frente a las cicatrices, daños en la piel, y las áreas problemáticas.

QUÉ OPINAN MIS PACIENTES

Anónimo
Read More
La doctora Manzano me operó de los pechos y todo fue muy bien. Es una persona muy humana. ¡La recomiendo!
Anónimo
Read More
Es una gran profesional, de trato humano y eficiente. Me está tratando por rejuvenecimiento facial con diferentes técnicas de su especialidad y puedo asegurar que ha sido un resultado inmejorable.
Previous
Next

¿Empezamos?

Ponte en contacto conmigo y da el primer paso hacia la imagen que siempre has querido.

ACCEDE A TU TRATAMIENTO CON FINANCIACIÓN PERSONALIZADA

Abrir chat