Cirugía genital femenina

Soluciona los problemas de tu zona más íntima

Cirugía íntima

A medida que las mujeres pasan por procesos como la maternidad, los cambios hormonales y el envejecimiento, pueden experimentar cambios en sus genitales. Estos pueden producir molestias tanto en el día a día como durante las relaciones íntimas.

Otras mujeres pueden tener una anatomía problemática desde la adolescencia. Características como unos labios menores de gran tamaño pueden generar dificultades tanto físicas como emocionales en las personas que las presentan.

A diferencia de lo que piensa mucha gente, las cirugías y los tratamientos con láser no sirven solo para la zona facial. Como la demanda y el interés por la cirugía vaginal han aumentado en los últimos años, también lo ha hecho el número de opciones de tratamiento disponibles. Así, hoy en día existen cirugías y procedimientos que utilizan láser para tensar, tonificar o rejuvenecer la zona genital femenina.

Si estás interesada en la cirugía genital y quieres conocer las diferentes opciones quirúrgicas, contacta con la Dra. Marisa Manzano para discutir sobre tus necesidades y descubre cuál de las alternativas puede ser la más útil para ti.

¿Para qué sirve la cirugía genital femenina?

La cirugía íntima femenina es un término amplio que abarca varios procedimientos correctivos de la región genital. Estos procedimientos están destinados a solucionar todo tipo de problemas que pueden producirse después del parto o durante el proceso de envejecimiento, o que pueden estar presentes de forma natural desde la adolescencia. 

Las condiciones más habituales que se pueden tratar con la cirugía genital femenina son las siguientes:

En cualquiera de estos casos, la cirugía íntima femenina puede solucionar estos problemas y mejorar la calidad de tu vida personal y sexual. Tanto si escoges la opción con láser como la cirugía tradicional, los consejos de la Dra Manzano te ayudarán a decidir sobre cuál es el mejor procedimiento para tu caso concreto.

para quién está indicado el tratamiento

En general, las candidatas ideales para cualquier tipo de procedimiento de rejuvenecimiento genital quirúrgico son aquellas que experimentan problemas relacionados con la anatomía de su zona íntima. Algunas de estas dificultades son las ya mencionadas de dolor durante las relaciones sexuales o pérdida de firmeza.

Estas dificultades pueden estar provocadas por distintas situaciones vitales, como un embarazo o parto, un aumento de peso significativo, ciertos tipos de cambios hormonales o el proceso natural del envejecimiento.

Por otro lado, algunas mujeres presentan una anatomía íntima problemática desde su desarrollo en la pubertad. En estos casos la cirugía genital femenina puede ser una gran solución a este problema.

preguntas frecuentes sobre la cirugía genital femenina

El costo del rejuvenecimiento vaginal quirúrgico dependerá de las necesidades de cada persona. Debido a que existen multitud de opciones y enfoques distintos, es necesario realizar primero una valoración de tu caso para poder darte un presupuesto personalizado que se adapte a tus necesidades.

El periodo de recuperación después del rejuvenecimiento vaginal quirúrgico es más largo después de un tratamiento quirúrgico en comparación con uno no quirúrgico

Después de una vaginoplastia o labioplastia quirúrgica, lo más probable es que tengas que tomarte entre una y dos semanas de baja laboral. También querrás evitar el ejercicio y la actividad vigorosa durante varias semanas después de la cirugía. Esto suele incluir las relaciones sexuales. 

Para ayudar a que la zona sane rápidamente, también se recomienda no utilizar tampones durante las semanas posteriores a la cirugía.

En algunas mujeres puede haber riesgo de infección o de hemorragia. Pero este riesgo es muy bajo, y la mayoría de las mujeres no lo experimentan. En casos extremadamente raros, una mujer puede experimentar cicatrices vaginales.

A diferencia de lo que ocurre con las soluciones no invasivas, una ventaja del tratamiento de rejuvenecimiento vaginal quirúrgico es la duración del resultado y la frecuencia con la que debe repetirse el tratamiento, si es que lo hace.

Por lo general, los resultados de una vaginoplastia o una labioplastia son extremadamente duraderos, y no suele ser necesario repetir la intervención.

Eso sí, el cuerpo seguirá envejeciendo después de la operación, por lo que puede haber algunos cambios notables en la zona vaginal como resultado de este proceso incluso después de la cirugía. 

QUÉ OPINAN MIS PACIENTES

Anónimo
Read More
La doctora Manzano me operó de los pechos y todo fue muy bien. Es una persona muy humana. ¡La recomiendo!
Anónimo
Read More
Es una gran profesional, de trato humano y eficiente. Me está tratando por rejuvenecimiento facial con diferentes técnicas de su especialidad y puedo asegurar que ha sido un resultado inmejorable.
Previous
Next

¿Empezamos?

Ponte en contacto conmigo y da el primer paso hacia la imagen que siempre has querido.

ACCEDE A TU TRATAMIENTO CON FINANCIACIÓN PERSONALIZADA