Tratamiento de la flacidez facial

Consigue un rostro más firme con los tratamientos más innovadores

Rejuvenece tu rostro con nuestros tratamientos

A medida que envejecemos, los niveles de colágeno y ácido hialurónico en nuestra piel se reducen y descomponen de forma inevitable. Esto acaba produciendo la pérdida de elasticidad del rostro y conduce a la flacidez de la piel. La piel deja de tener un aspecto suave, saludable y juvenil, mientras que las mejillas y los pómulos pierden parte de su firmeza.

La flacidez de la piel del rostro es un signo clave de envejecimiento. Por suerte, existe una amplia gama de tratamientos de estiramiento y lifting de la piel que pueden ayudar a devolverte el aspecto juvenil. 

Reduce el aspecto de la piel flácida y arrugada de tu rostro con tratamientos no invasivos que no requieren tiempo de inactividad. Estos tratamientos pueden aplicarse individualmente o en combinación para obtener mejores resultados. A continuación encontrarás las opciones que ofrecemos en nuestra consulta.

¿En qué consisten los tratamientos para la flacidez facial?

Durante tu primera consulta con la Doctora Manzano hablaremos de las opciones más eficaces y adecuadas para la piel de tu rostro, en función de tus propias necesidades. Los mejores tratamientos para solucionar la flacidez de la piel debajo de la barbilla o en los pómulos, por ejemplo, pueden variar dependiendo de cada persona.

A continuación, te enseñamos algunos de nuestros tratamientos más populares para la flacidez facial.

Reestructuración Facial con Ácido Hialurónico

Puedes reducir las arrugas y la flacidez de la piel del rostro con la ayuda de la reestructuración facial con los rellenos dérmicos. Las inyecciones de ácido hialurónico pueden ayudar a mejorar el aspecto de la piel flácida por sí solas, o cuando se combinan con tratamientos de lifting y tensado de la piel.

La reestructuración facial con ácido hialurónico puede reponer el volumen perdido al tiempo que fomenta la producción de nuevas reservas de esta sustancia. Esto ayuda a dar a la piel una textura más firme y estilizada, especialmente cuando se combina con tratamientos de estiramiento de la piel.

La reestructuración facial con ácido hialurónico se recomienda para los pacientes que buscan un resultado inmediato con poco tiempo de inactividad para suavizar las arrugas faciales, las líneas finas alrededor de la boca también conocidas como líneas de fumador, las líneas de la frente, las mejillas y las líneas finas alrededor del área de los ojos.

Tratamiento con Láser

El tratamiento cutáneo con láser para la flacidez facial es un procedimiento mínimamente invasivo y no quirúrgico que utiliza un haz de luz concentrada para tensar la piel calentando el colágeno que se encuentra bajo la superficie de la piel. Esto hace que la dermis se tense y recupere un aspecto más joven. El tratamiento también estimula al cuerpo a producir nuevo colágeno y promueve la absorción de esta sustancia de las zonas circundantes no tratadas.

A medida que se produce más colágeno y se reponen las reservas naturales del cuerpo, notarás que la piel parece más suave, más firme y más tensa.

Hilos Tensores

El tratamiento para la flacidez facial con hilos tensores es un procedimiento no quirúrgico que levanta y alisa la piel de la cara, el cuello o la papada. Mediante el uso de un hilo fino para tensar la piel y estimular la producción natural de colágeno, el tratamiento con hilos proporciona un aspecto mucho más joven y firme de forma poco invasiva y con resultados duraderos.

Este revolucionario tratamiento no quirúrgico de hilos ofrece los resultados de un lifting facial quirúrgico sin el dolor, el tiempo de recuperación o los riesgos asociados a la cirugía estética tradicional.

Los hilos se introducen bajo la superficie de la piel en la subdermis durante el procedimiento. Estos diminutos hilos se anclan a la piel, manteniéndola en su sitio mientras se elevan para crear un aspecto más suave y tenso. Este tratamiento también estimula una respuesta de producción de colágeno, creando así un efecto rejuvenecedor muy potente.

¿Quién es un candidato ideal para los tratamientos para la flacidez facial?

La mejor forma para determinar si eres un buen candidato para el tratamiento para la flacidez facial, ya sea un tratamiento o la combinación de varios, es reservando una consulta con la Dra. Marisa Manzano. En una consulta hablaremos sobre el estiramiento cutáneo con láser, con los hilos tensores y con los rellenos de ácido hialurónico, y veremos cuál es la mejor alternativa para ti.

Estos tratamientos están recomendados tanto para hombres como mujeres de entre 30 y 60 años. Aún así, los tratamientos para la flacidez facial son ideales para cualquier persona con buena salud, independientemente de su tipo o tono de piel, si quiere beneficiarse de tener una piel más tensa y firme.

Contacta con la Dra. Mariza Manzano y reserva tu cita para poder evaluar y examinar tu piel y determinar cual tratamiento o cuáles combinaciones son las más adecuadas para satisfacer tus necesidades.

Preguntas frecuentes sobre los tratamientos para la flacidez facial

Una de las ventajas de los tratamientos para la flacidez facial, ya sea con hilos, láser o ácido hialurónico, es que tienen un tiempo de inactividad muy corto o incluso en algunos casos incluso nulo. 

Los efectos secundarios de los tratamientos para la flacidez facial son mínimos, aunque pueden incluir una sensación de calor en la piel, enrojecimiento o una pequeña hinchazón. Estos efectos secundarios suelen desaparecer de forma natural a las pocas horas posteriores al tratamiento.

Cada tratamiento tiene duraciones diferentes y estas además varían de un paciente a otro. Por lo general la mayoría de los resultados de la reestructuración facial con ácido hialurónico suele durar entre 6 y 12 meses. Los resultados de los hilos tensores suelen durar un periodo de entre 18 a 24 meses y los resultados con láser se pueden seguir observando hasta 12 y 18 meses.

Cabe destacar que estos tratamientos no detienen completamente el proceso natural de envejecimiento. Estos tratamientos ayudan a ralentizar el proceso, por lo que la duración va a depender del estilo de vida, el tipo de piel o la edad. Se recomienda mantener citas de control cada cierto tiempo para prolongar los resultados y obtener mejores resultados.

En tu cita examinaremos tu caso para determinar qué opción es la más acorde a tus necesidades y objetivos personales, cuántas sesiones son necesarias y cada cuánto tiempo puedes repetir el tratamiento.

QUÉ OPINAN MIS PACIENTES

Anónimo
Read More
La doctora Manzano me operó de los pechos y todo fue muy bien. Es una persona muy humana. ¡La recomiendo!
Anónimo
Read More
Es una gran profesional, de trato humano y eficiente. Me está tratando por rejuvenecimiento facial con diferentes técnicas de su especialidad y puedo asegurar que ha sido un resultado inmejorable.
Previous
Next

¿Empezamos?

Ponte en contacto conmigo y da el primer paso hacia la imagen que siempre has querido.

ACCEDE A TU TRATAMIENTO CON FINANCIACIÓN PERSONALIZADA